Las emociones en cuarentena

Por Lic. Mariela Passarello

Las emociones en cuarentena

Quiero comenzar este escrito resaltando que las emociones son de suma importancia en cualquier momento de la vida, no sólo en este tan particular y único que nos toca transitar. La mente y el cuerpo aparecen comprometidos en la emoción, que pareciera coordinar ambos. La emoción organiza la percepción, los pensamientos, la memoria, la fisiología, la conducta y la interacción social

Sin duda nos ha tocado vivir un año muy particular. Pasamos por experiencias jamás antes vividas lo que nos hizo estar atravesados por diversas emociones constantemente. En ocasiones con explosiones, sin saber cómo manejarlas.

Cuántas veces les preguntamos, ¿Cómo estas?. Ante esta simple pregunta muchas veces la respuetsa es bien o mal, y esto se debe a que en muchas ocasiones no saben cómo están, o no tienen los recursos necesarios para poder explicar lo qué les sucede.

Pero lo importante es saber que todas las personas tienen diferentes emociones y sentimientos a lo largo de sus vidas que pueden quedar cohibidos por no poder expresarlos. Por esto es muy importante aprender a identificar los sentimientos y saber que no hay emociones buenas o malas, simplemente que hay emociones que se muestran de diferente forma.

A lo largo de este tiempo, y en las diversas etapas que hemos pasado en esta Pandemia, hemos transitado diversas emociones, casi como si fuesemos una “licuadora” de emociones. La sensación es como si nos hubiesemos subido a una montaña rusa. En el trabajo diario con los profesionales de apoyo escucho frases como “qué pasará ahora”, “cómo puedo contener a mi alumno”, “me angustia lo perdido”, “cómo voy a rendir por medio de una pantalla”, “cómo voy a relacionarme”, “qué pasará ahora que no tengo los mismos elementos que tenia antes”.

Daniel Goleman, es uno de los autores más importantes que ha teorizado sobre la llamada Inteligencia emocional. Hace referencia a ella, cómo la capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivar y motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones.

Las emociones afectan nuestra vida diaria e influyen en nuestras decisiones. Literalmente las sentimos en el cuerpo y las manifestamos en nuestras expresiones faciales Las emociones implican movimiento,son lo que nos impulsa a actuar. Es por ello que cuando nos sentimos con una emoción de alegría, prestamos atención a aquellas cosas que van en línea con la alegría que sentimos. Las emociones incómodas reducen la atención y la concentración, mientras que las agradables la amplían, haciendo que prestemos más atención a más cosas, lo que aumenta la capacidad para relacionar y asociar elementos diferentes.

Poder trabajar sobre la inteligencia emocional permite disponer de habilidades que servirán tanto para reconocer las propias emociones asi como también las de los demás y gestionarlas adecuadamente.

El reconocimiento y manejo de las emociones ayudarán a que el niño/a o joven pueda resolver situaciones que se pueden presentar con otras personas. Ayudará también a tener una mejor comprensión de los contenidos escolares, ya que podrán cambiar su actitud frente a las consignas o problemas presentados, manejando de un mejor modo la frustración o el enojo.

Enseñar a reconocer y gestionar emociones incrementa la percepción de control sobre aquello que nos ocurre, lo que es fundamental para un adecuado desarrollo de la autoestima y autoconcepto. El compartir las emociones con los demás es fundamental para el desarrollo social.

Por eso desde En-causar Psi creemos que es fundamental generar espacios donde podamos expresar y poner en palabras lo que nos sucede, ya sea con las y los Profesionales de Apoyo a la Inclusión, así como con los y las alumnos. Poder “ser escuchados” “pensar en conjunto” “no sentirse solos”. Ahí en ese espacio que se crea con un otro, donde podemos volcar “lo que nos pasa por el cuerpo” nos ayuda a comprender las diversas conductas propias y ajenas y así poder trabajar sobre ellas.

Se trata de crear “puentes” entre nosotros, puentes de escucha, de acompañamiento, de entendimiento, de sostén…

Seguramente, la expresión de dichas emociones posibilite su reconocimiento y un mejor manejo de ellas, evitando así que las mismas afecten su capacidad de atención o resolución y que de ese modo pueda darse lugar a un aprendizaje más profundo y adecuado.

Tomando el aporte realizado en la última capacitación de las profesionales de nuestro equipo compartimos la poesía de Elsa Bornemann:

Yo dibujo puentes
para que me encuentres:
Un puente de tela,
con mis acuarelas...

Un puente colgante,
con tiza brillante...
Puentes de madera,
con lápiz de cera...

Puentes levadizos,
plateados, cobrizos..
Puentes irrompibles,
de piedra, invisibles...

Y tú...¡Quién creyera!

Lic. Mariela Passarello

Mariela Passarello

Psicopedagoga y Coordinadora General En-causar Psi.
Es Licenciada en psicopedagogía recibida en la Universidad del Salvador. Realizó sus estudios de Posgrado sobre diagnóstico psicopedagógico en Grupo Eppec.

Ha participado de jornadas sobre Actualización en Educación Inicial, Integración escolar. Así como cursos sobre RCP y Primeros Auxilios, entre otros cursos y congresos sobre la temática psicopedagógica y de problemáticas educativas. Realizó el workshop Nivel i y II del método de terapia relacional The Son-Rise Program.

Posee vasta experiencia como docente en nivel inicial y como Maestra Integradora en distintas Instituciones Educativas. Actualmente en el ámbito clínico, realiza diagnóstico y tratamiento a niños y adolescentes, así como charlas a grupo de padres. Es responsable del Taller de Juego de En-causar, docente del Curso de Acompañante Terapéutico y del Curso sobre Integraciones Escolares. Asimismo se desempeña como coordinadora y supervisora de los acompañamientos terapéuticos escolares de la Institución.

Horario de atención:
Lunes, martes y viernes 8 a 16 hrs.
Miércoles y jueves 11 a 19 hrs.

 Contacto

Av. Córdoba 1324, CABA, Argentina