El desafío de enseñar
en tiempos de Coronavirus

Por Lic. Mariela Passarello

El desafío de enseñar
en tiempos de Coronavirus

El gran reto de hoy de la enseñanza, es llegar a cada niño, poder ingresar en su mundo y cubrir sus necesidades.

Si bien el diálogo es la vía de acceso y comunicación, encontramos en el juego un medio ideal para descifrar el simbolismo a través del cual el niño expresa sus pensamientos y emociones. Es de suma importancia que cada docente se entrene en la utilización de este lenguaje compartido de tal manera que sus intervenciones se desplieguen en el jugar mismo.

Las palabras que a continuación se detallan están dirigidas a abrirnos camino a nuevas técnicas/herramientas de intervención, a ampliar nuestro repertorio y hacer así más rico nuestro trabajo.

Debemos tener en cuenta tres partes importantes que conllevan las herramientas a implementar:

Primer parte: Comprender el problema fomenta la comprensión por parte de los niños acerca de qué factor o factores intervienen o influyen en su malestar y cómo estas actúan entre sí. Aquí se desarrolla el pensamiento, las emociones, las conductas, las creencias y las distenciones cognitivas o errores de pensamiento.

Segunda parte: Solucionar el problema aquí es donde convergen tres grandes áreas: Miedos y ansiedades, estados de ánimo y problemas de conducta.

Tercer parte: Mantener las soluciones se apunta a reforzar los logros obtenidos, consolidando lo aprendido, por medio de cuentos, dibujos, etc. donde puedan contarle a un par/adulto como superaron esa dificultad que se le presentó. Qué debería seguir haciendo y qué no.

Para esto es sumamente importante la alianza con el docente. Es necesario formar un vínculo fuerte.

Es importante que siempre se tomen las herramientas como guía y adaptarlas a las necesidades de cada niño en particular.

Es fundamental saber que la relación con los niños no sólo se base en la palabra sino también en las imágenes, para así poder transmitir los conceptos de manera certera.

Por ello cada concepto a transmitir debe ir acompañado de gráficos explicativos.

Los pensamientos ejercen influencia en las emociones y la conducta. Los sujetos responden a los significados adjudicados a las situaciones, más que a los eventos mismos. Afirmar que "lo que piensan puede determinar lo que sienten" significa que, ante una serie de acontecimientos que pueden ser positivos, neutros o negativos, cada niño interpretará estos hechos con una serie de pensamientos que influyen en su mente. Esto es el "diálogo interior: estos pensamientos y no hechos son los que determinan su estado de ánimo.

La idea es poder flexibilizar los modos de procesamiento de la información ya que los niños no padecen las situaciones en sí, sino que padecen las interpretaciones.

El comportamiento está multideterminado por diferentes factores (genético, ambientales, interpersonales) que interactúan construyendo el desarrollo.

Las creencias son construidas a lo largo del desarrollo y funcionan como guías que guían la percepción, recuperación y procesamiento e interpretación de la información.

Entre los 2 y 7 años los niños se encuentran el estadio, según J. Piaget, preoperatorio, donde el pensamiento es concreto, ilógico y egocéntrico. es por ello que es de suma importancia poder trabajar en conjunto con la familia.

Los niños no son capaces, aún, de diferenciar entre un pensamiento lógico de uno ilógico, ni de diferenciar las emociones de los pensamientos y de poder clasificarlos. Se observa entonces un déficit cognitivo, por ejemplo cuando un niño se acerca a un problema de manera impulsiva.

Siempre se debe brindar al niño herramientas que le permitan ejercitar las funciones de control. Esto sería: autocontrol, detenerse y pensar alternativas de resolución.

Es por ello que como se menciona anteriormente las palabras no son suficientes. Un proverbio chino dice: "Cuando escucho olvido. Cuando veo recuerdo. Cuando hago entiendo".

Las actividades motivan y estimulan la comunicación y permiten cambiar los circuitos de creencias e interacción. El niño debe aprender haciendo, aplicando las estrategias enseñadas.

Intervenciones:

1. Diferenciar emociones
2. Identificar pensamientos automáticos
3. Reconocer la relación que existe entre el pensamiento, la emoción y la conducta
4. Reestructuración cognitiva
5. Estrategias para el control de impulsos

Lic. Mariela Passarello

Mariela Passarello

Psicopedagoga y Coordinadora General En-causar Psi.
Es Licenciada en psicopedagogía recibida en la Universidad del Salvador. Realizó sus estudios de Posgrado sobre diagnóstico psicopedagógico en Grupo Eppec.

Ha participado de jornadas sobre Actualización en Educación Inicial, Integración escolar. Así como cursos sobre RCP y Primeros Auxilios, entre otros cursos y congresos sobre la temática psicopedagógica y de problemáticas educativas. Realizó el workshop Nivel i y II del método de terapia relacional The Son-Rise Program.

Posee vasta experiencia como docente en nivel inicial y como Maestra Integradora en distintas Instituciones Educativas. Actualmente en el ámbito clínico, realiza diagnóstico y tratamiento a niños y adolescentes, así como charlas a grupo de padres. Es responsable del Taller de Juego de En-causar, docente del Curso de Acompañante Terapéutico y del Curso sobre Integraciones Escolares. Asimismo se desempeña como coordinadora y supervisora de los acompañamientos terapéuticos escolares de la Institución.

Horario de atención:
Lunes, martes y viernes 8 a 16 hrs.
Miércoles y jueves 11 a 19 hrs.

 Contacto

Av. Córdoba 1324, CABA, Argentina